Usuario:   Clave:    

 

 

EL OJO QUE TODO LO VE, EL SATEL OJO QUE TODO LO VE, EL SAT

CNN Expansión informa que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) observa todos los movimientos que llevas a cabo con tu dinero. No es broma. Tiene la facultad de comparar tus ingresos y egresos a través de la contabilidad que le entregas y de tus depósitos bancarios.

Para evitar que el SAT te agarre por sorpresa, toma en cuenta las siguientes situaciones:
No son erogaciones:
• Cuando pagas con tu tarjeta de débito, la tarjeta de crédito.
• Cuando los depósitos bancarios van de la cuenta de un padre o madre a su hijo y viceversa o entre cónyuges. A eso se les llama donativos.
• Cuando compras a crédito (por ejemplo un auto) y haces una transferencia bancaria de tu cuenta de ahorro.
• Los ingresos por viáticos, venta casa habitación, herencias, legados y donativos, premios y préstamos mayores a 600,000 pesos. Siempre y cuando estos hayan sido declarados ante el fisco.
• “El contribuyente inscrito o no inscrito en el RFC que sea objeto de discrepancia fiscal perderá automáticamente su derecho a hacer deducciones, pues nunca declaró completos los ingresos que recibió”, agregó el experto fiscal.
El procedimiento que sigue la discrepancia fiscal es el siguiente:
• El SAT se da cuenta de los movimientos inusuales en los ingresos y egresos del contribuyente. Y le envía un oficio avisando de la discrepancia fiscal.
• El contribuyente tiene 20 días para justificar esos ingresos y desvirtuar irregularidades.
• Si el SAT aún así no está de acuerdo, enviará sus dudas al contribuyente y éste tendrá otros 15 días para responder.
• Si aún así el SAT dictamina que se trata de discrepancia fiscal le aplicará el cobro del ISR, más actualizaciones, recargos y multas al contribuyente.
• La discrepancia fiscal es un delito y se castiga hasta con nueve años de prisión.


22 de Marzo del 2016 14:34:33